Reflexión

Feliz 2014

31171039

En Noche Vieja hay cierto misticismo y felicidad, nostalgia y cierta esperanza en el porvenir. Todos –o al menos la mayoría– entran en estado de liberación, una catarsis colectiva que únicamente consiste en un día de descanso en nuestros empleos, una cena copiosa y una borrachera tremenda (espero). Y ya con eso como que erase and rewind, tabula rasa, la rueda comienza de nuevo a girar. 

Y así. Un año se va, y un año llega. Supuestamente todo derivado del tiempo que tarda el planeta en darle una vuelta completa al Sol, y los ajustes gregorianos más las cuestiones científicas. Pero todo eso, el saber el por qué celebramos, que es, básicamente una cuestión astronómica y establecida socialmente de forma deliverada, no le quita lo esotérico a este día en el que uno se lamenta o se congratula con lo que durante los 364 días anteriores hizo. 

Para mí también es importante dejar registro de mi año. Así nadie lo lea, es costumbre para mí escribir en mi blog (desde que lo tengo), algunas cuestiones que ocurrieron en el año para que alguien, algún día con mucho tiempo, pueda perderlo entre mis divagaciones y devenires y alguna que otra estupidez escrita en este post. 

Así pues, para mí este fue uno de los años más difíciles de mi vida. Uno nunca sabe cuán mal puede estar, hasta que lo está. Uno cree conocer el sufrimiento, pero –créanme– siempre se puede sufrir un poco más. Este año lo comprobé de verdad y les prometo, intentar no volver a experimentarlo. La vida se me iba y yo iba a dejar que se me vaya. El piso de arriba se ve tan tentador por momentos que bueno, tal como Herman Hesse dice, no es que uno vaya a tomar la navaja de afeitar y cortarse la garganta, pero es un alivio saber que la navaja de afeitar está ahí para nosotros cuando en verdad la necesitemos.

Gracias a mi familia por el apoyo brindado a lo largo de este año que pareció eterno. Gracias infinitas a mis padres y a mis hermanos. Un agradecimiento especial a mis amigos cercanos que también estuvieron ahí durante todo este proceso caótico, aplastante y trepidante. A pesar de todo fue un año de mucho aprendizaje y bastante evolución personal. También fue un año sumamente divertido, etanolado y con regusto a benzodiazepina lo que lo hizo aún más especial. Proyectos en puerta: ninguno. Objetivos: en eso ando. Misión, visión y valores: redefiniéndolos, pero si hay algo que puedo contarles es que vale la pena quedarse y eso lo sé, porque cuando ese auto casi me arolla, yo, salté para esquivarlo. 

Personas se van, otras vienen, algunas se van y regresan intermitentemente; algunas por decencia hagan el favor de no volver. Las cosas cambian y tal como Heráclito dijo: “nadie se baña dos veces en un mismo río”. 

¿Qué espero? Lo mejor para el 2014… es un año de número par, así que esperemos que el caos no reine en él. Lo mejor para mi familia y mis amigos, y lo mejor para mi país que está más roto que yo, más enfermo. Lo mejor para toda esa gente que está allá afuera y que no conozco, pero que tal vez algún día conoceré. 

Gracias. Y Feliz 2014. 

Cristóbal Cano.

Anuncios

Ay por favor… Lo Que Lo Jóvenes Preguntan.

Antes de empezar este post quiero recalcar una y mil veces que no tengo nada en contra de los Testigos de Jehová. Uno de mis mejores amigos, el cual estimo muchísimo es TJ, y he aprendido mucho sobre su congregación, sus costumbres y sus ideas. Cabe resaltar que hay TJ de mente más abierta que otros, TJ que razonan de verdad y tienen sus propias ideas, juicios, y toman sus propias decisiones.

En casa apareció un librillo que me inquietó de sobremanera.

El mentado librito hipermoralista ofrece  “prácticas soluciones” a diversas cuestiones morales y existenciales para los “jóvenes hoy”. ¿Tienes problemas? ¡Basta con mirar el índice!

lo-que-los-jovenes-preguntan-vol-1_MLV-F-37944897_7511

Aquí una transcribción de algunos párrafos que consideré relevantes:

¿Qué hago si me gusta alguien de mi mismo sexo?

La realidad es que la atracción por alguien del mismo sexo por lo general es algo pasajero.

Eso fue lo que descubrió Lisette, de 16 años, a quien comenzó a gustarle una chica. Ella menciona: “En las clases de Biología aprendí que durante los años de la adolescencia los niveles hormonales varían mucho. Estoy convencida de que si los jóvenes supieran más sobre cómo funciona su cuerpo, entenderían que la atracción por alguien de su mismo sexo es temporal y no se sentirían tan presionados para ser homosexuales”.

Los jóvenes deben decidir qué rumbo tomarán en los asuntos sexuales: si adoptarán el punto de vista degradado del mundo o si seguirán las elevadas normas morales de la Palabra de Dios

Ahora bien, ¿piensas que la atracción que sientes no es pasajera? ¿Crees que Dios es cruel contigo porque te exige que ignores tus sentimientos?

Si respondiste que sí a esta última pregunta, es bueno que sepas que ese razonamiento parte de una idea equivocada: la de que hay que obedecer sí o sí los impulsos sexuales. Dios tiene una opinión más alta de los seres humanos. La Biblia dice que, si quieren, pueden controlar esos impulsos (Colosenses 3:5).

La postura de la Biblia no es irrazonable. Simplemente establece el mismo principio para todos, sean homosexuales o heterosexuales: “Huyan de la fornicación” (1 Corintios 6:18). Hay millones de personas heterosexuales que para vivir según esta norma bíblica reprimen sus deseos, por más tentaciones que se les presenten. Así pues, quienes tienen inclinaciones homosexuales también pueden ser felices viviendo según las normas de Jehová Dios (Deuteronomio 30:19).

 

La homosexualidad: ¿qué puedo hacer para evitarla?

“Cuando tenía 12 años, me gustaba una chica de la escuela. Estaba confundida y me inquietaba la posibilidad de ser lesbiana.”—Ana.

“En la adolescencia estuve luchando con la atracción hacia otros hombres. Algo dentro de mí me decía que esos sentimientos no eran normales.”—Óscar.

“Mi amiga y yo nos besamos una o dos veces, pero como me seguían gustando los muchachos, dudaba si sería bisexual.”—Sara.

EL ESPÍRITU tolerante que reina en la actualidad lleva a bastantes jóvenes a experimentar con las relaciones homosexuales. “Muchas chicas de mi escuela dicen que son lesbianas, bisexuales o que estarían abiertas a probarlo todo”, afirma Beatriz, de 15 años. Y Cristina, de 18, explica que entre sus compañeras de estudio pasa lo mismo: “Dos de ellas llegaron a hacerme proposiciones. Una me preguntó en una nota si quería saber cómo era estar con una chica”.

En vista de que hoy en día se habla tanto de las relaciones homosexuales, quizás te plantees preguntas como: “¿De veras son malas? ¿Y si me atrae alguien de mi sexo? ¿Será que soy gay?”.

Niégate a caer en malas prácticas

¿Qué puedes hacer para no caer en actos homosexuales?

Primero Cuéntale a Jehová tus inquietudes, con la seguridad de que “él se interesa” por ti (1 Pedro 5:7; Salmo 55:22). Jehová puede fortalecerte con una paz que “supera a todo pensamiento”, una paz que ‘guardará tu corazón y tus facultades mentales’ y te dará “poder […] más allá de lo normal”, lo que te permitirá resistir los malos deseos (Filipenses 4:7; 2 Corintios 4:7). Sara, quien estuvo luchando con las dudas de ser bisexual, explica: “Cuando me asaltan malos pensamientos, le oro a Jehová, y él me da fuerzas. Sin su ayuda no podría afrontar este problema. La oración es mi tabla de salvación” (Salmo 94:18, 19; Efesios 3:20).

Segundo Llena la mente de pensamientos que edifiquen tu espiritualidad (Filipenses 4:8). Lee la Biblia todos los días. Nunca subestimes el poder que tiene para mejorar la mente y el corazón (Hebreos 4:12). Un joven llamado Raúl dice: “He comprobado que las palabras de la Biblia —y particularmente pasajes como 1 Corintios 6:9, 10 y Efesios 5:3— tienen mucho poder. Cuando me vienen malos deseos, me pongo a leer estos textos”.

Tercero Huye de la pornografía y la propaganda homosexual, ya que avivan los malos pensamientos (Salmo 119:37; Colosenses 3:5, 6).* Muchas películas y programas de televisión difunden la idea de que la homosexualidad es solo “un estilo de vida alternativo”. Ana admite con franqueza: “El modo de pensar de este mundo pervertido influyó en mi mente y aumentó mi confusión sexual. Ahora me aparto de toda persona o cosa que promueva la homosexualidad” (Proverbios 13:20).

Cuarto Búscate un confidente, alguien a quien contarle cómo te sientes (Proverbios 23:26; 31:26; 2 Timoteo 1:1, 2; 3:10). Óscar explica los resultados que obtuvo al pedirle ayuda a un superintendente cristiano: “Sus consejos fueron muy útiles. ¡Ojalá hubiera hablado con él mucho antes!”.

¡No te rindas!

Claro, habrá quien te diga que no vale la pena resistirse, que tienes que reconocer tu identidad sexual y aceptarte como eres. Pero la Biblia muestra que hay una opción mucho mejor. Señala, por ejemplo, que en el siglo primero hubo quienes dejaron atrás las prácticas homosexuales y se hicieron cristianos (1 Corintios 6:9-11). Al igual que ellos, tú también puedes triunfar en tu lucha, aunque en este momento tan solo estés luchando en tu corazón.

Y si los deseos se niegan a desaparecer, no te rindas ni creas que eres un caso perdido (Hebreos 12:12, 13). Todos tenemos que batallar con las malas inclinaciones en un momento u otro (Romanos 3:23; 7:21-23). Si te niegas a hacer realidad tus malos deseos, es posible que terminen perdiendo fuerza (Colosenses 3:5-8). Pero, sobre todo, apóyate en Jehová, quien te ama y sabe lo que te hará feliz (Isaías 41:10). Así es: “Confía en Jehová y haz el bien […], y él te dará las peticiones de tu corazón” (Salmo 37:3, 4).

¿Cómo puedo dejar de pensar en el sexo?

Lo que puedes hacer:

Elige bien tus compañías. Si tus amigos o compañeros de clase empiezan a hablar de sexo, participar en la conversación hará que te cueste más trabajo mantener bajo control tus pensamientos. Muchas veces encontrarás la forma de librarte de la conversación sin convertirte en el blanco de las burlas y sin parecer que te crees mejor que ellos.

¿Verdad que nadie dejaría que un virus se introdujera en su computadora? ¿Por qué dejar entonces que los pensamientos inmorales entren en la mente?

Evita el entretenimiento inmoral. Gran parte del entretenimiento actual fomenta la inmoralidad. ¿Qué nos aconseja la Biblia? “Limpiémonos de toda contaminación de la carne y del espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.” (2 Corintios 7:1.) Así pues, evita cualquier forma de diversión que alimente los deseos inmorales.

Recuerda: Los deseos sexuales no son malos en sí mismos. Dios creó al hombre y a la mujer para que se sintieran atraídos el uno por el otro y para que pudieran satisfacer esos deseos, eso sí, dentro del matrimonio. El que tengas fuertes impulsos sexuales no significa que seas una mala persona ni que vayas a caer en la inmoralidad.

Conclusión: Es posible mantener bajo control tus pensamientos. Si te lo propones, tus actos y tus pensamientos pueden ser puros y castos.

¿Cómo puedo vencer mi adicción a la pornografía?

Lo que puedes hacer

Comprende lo que hay detrás de la pornografía. En realidad, la pornografía degrada las relaciones sexuales, algo que Dios creó con un propósito muy digno. Comprender este hecho te ayudará a odiar lo que es malo (Salmo 97:10).

Piensa en las consecuencias. La pornografía degrada a quienes aparecen en ella y también a quienes la ven. La Biblia afirma con toda razón que la persona inteligente “ha visto la calamidad [o el peligro] y procede a ocultarse” (Proverbios 22:3).

Toma una decisión firme. Haz como el fiel Job, quien dijo: “Hice un pacto solemne con mis ojos: no mirar con deseo a una muchacha” (Job 31:1, La Palabra de Dios para Todos). ¿Hay algún “pacto solemne”, o compromiso, que puedas hacer tú? Aquí te damos varias recomendaciones:

  • No entrar en Internet si estás a solas.
  • Cerrar al instante cualquier página o anuncio donde aparezcan imágenes eróticas.
  • Hablar con un amigo maduro si llegas a recaer.
La pornografía te ata cada vez más: cuanto más veas, más difícil te será dejarla

Menciona el asunto en tus oraciones. Un escritor de los Salmos le pidió a Jehová Dios: “Haz que mis ojos pasen adelante para que no vean lo que es inútil” (Salmo 119:37). Dios quiere ayudarte, y si le oras, te dará las fuerzas que necesitas (Filipenses 4:13).

Cuéntaselo a alguien. Algo que también te ayudará a superar el problema es hablar con un amigo maduro (Proverbios 17:17).

Recuerda: cada vez que te niegas a ver imágenes eróticas, ganas una batalla. Menciona estas victorias en tus oraciones y dale gracias a Jehová Dios por haberte ayudado. Piensa en la alegría que le darás si evitas la pornografía (Proverbios 27:11).

Bien… ya, ya terminé. ¿Cómo pueden pensar que los jóvenes se hacen semejantes preguntas? ¿Qué cláse de paleto hay que ser para hacerlo? ¿Por qué insultar la inteligencia y editar estos libritos con un lenguaje tan soso? ¡Moral en tres sencillas lecciones!

No se preocupen por  mí… después de leer todo esto uno pensaría que no sé, estoy ahora flagelándome y quemando toda mi pornografía, pero no. Para evitar que estas ideas resuenen en mi mente, al digitalizar, transcribir y escribir esto, puse en el reproductor mi playlist de AC/DC y sí, I’m gonna highway to hell.

Cristóbal Cano.

Entre tu arte y el mío.

El día de ayer visité una galería de arte plástico, o más bien: un centro “cultural”. Como siempre, si bien no acabé decepcionado, al menos no encontré algo que en verdad valiese la pena. Quizá soy muy exigente sin siquiera ser docto en la materia o quizá ya, es que estoy cansado de las pretensiones de los artistas locales.

Analizando el ambiente del lugar, me di cuenta que en esos centros de cultura uno conoce a tanta gente sui generis, que al final te parecen todos iguales. 

¿Qué es el arte?

En realidad dudo poder explicarlo; menos  de forma escueta. No he intentado googlearlo y tampoco leeré su definición en algún libro. Pero entiendo que el arte es humano –aunque la naturaleza a veces también juega con la estética, es caprichosa con la armonía y genera gran belleza–; el arte es una expresión humana que genera belleza. Siento y razono. Muchas veces el arte es algo sublime, delicado o lleno de fuerza y robustez. El arte es expansivo y profundiza, comunica y a veces trastoca. 

Según mi perspectiva –y aquí sólo expongo mis ideas– el arte es armónico aún cuando su intensión primera o última diste mucho de crear armonía. El arte expresa y es gratificante para quien lo percibe, incluso cuando cause disonancia, incomodidad o hasta dolor. Es un equilibrio de tensiones. El arte para mí debe lograr precisamente eso: la belleza, el equilibro y la armonía. No por ello sugiero o pienso que el arte debe seguir directrices y estructuras establecidas pero, es innegable que el cerebro humano, a través del ojo, siempre busca la estética, la simetría y gusta de formas que pueda reconocer. El cerebro intenta darle forma aún a lo abstracto y para muestra algo tan simple como encontrar formas definidas en las nubes informes. 

¿Todo lo que tildamos de arte realmente lo es?

Al visitar galerías de arte –en especial, este post va dirigido a la plástica ya sea como pintura o escultura–, cientos de veces me hago la misma pregunta: ¿Qué es arte y qué no lo es? En estas galerías se exhiben decenas de obras y conceptos muy diversos de artistas locales o localizados en nuestras tierras. La mayoría de ellos decanta por lo conceptual o lo abstracto… algunos se atreven a representar cosas tan atroces como el cubismo. 

Separar el arte de la basura es algo muy complicado. Los conceptos y la percepción de la belleza varían dramáticamente de un individuo a otro. En mi opinión las cosas están mal cuando las personas sin creatividad -¿Qué es la creatividad al fin y al cabo?– elaboran una composición cualquiera y le llama arte. Por ende, se transforman en artistas. 

Gracias al concepto de arte diariamente nuestra vista y cerebro es constantemente hostigado con información visual basura sin un verdadero contenido y sin un verdadero mensaje: nada que comunicar. El arte conceptual entiendo, se apoya precisamente en las ideas, presentando el mundo de las ideas como arte y empleando elementos físicos como soporte de esas ideas. 

Bajo el manto del arte conceptual, encuentran cobijo cientos de “artistas” cuyas carentes composiciones tienen que hacer recurso de justificaciones y discursos que sopesen su mediocridad. Estos artistas elaboran complejos, pero ya bien estructurados discursos que, de ceñirse a la fórmula logran en el receptor lo que su obra no logró. Estos discursos de palabrería ostentosa y repletos de juegos de palabras, uso abundante de la retórica y líneas cargadas de puntos suspensivos crean cierta “expectativa”. Los abusos de la lengua y el ritmo cansino obnubilan el cerebro y nos hacen exclamar: “wow, que profundo”. 

El discurso es el mismo: “es un arte de protesta –al menos tácita–, que se azota contra las ideas burguesas que rodean al arte –y los “artistas” no parecen darse cuenta que padecen de un serio y grave caso de esnobismo intelectual–; un arte lleno de urbanidad y congruencia con los tiempos más contemporáneos de rezago social, de decadencia artística –ejemplo de esto: la misma obra–. Un arte abstracto de difícil comprehensión y que intenta ser tan profundo que trastoque nuestra médula.” Eso o algo muy parecido. 

Los textos que complementan y justifican la obra hacen recurso de diversos tropos que, al leerse, dan la apariencia de emitir un mensaje rico en contenido, terciopelado y el texto mismo sugiere que la obra está velada ex profeso para las mentes más vulgares de esta larguísima cadena de pseudo intelectualidad. Según sus autores si al ver la obra no la entiendes: eres miope, limítrofe o en el mejor de los casos un simple profano.

Las justificaciones de obras patito tienen como fin enriquecer un trabajo plástico bastante pobre. En tales discursos el autor se da la oportunidad de mitificarse, de elevarse, de volverse alguien sumamente espiritual: se transforma en la consciencia misma y desde ese elevadísimo mirador intelectual, el autor analiza el mundo, lo entiende y comprende la necesidad social a la que su obra da respuesta. Es en esos discursos de mitificación — o tal vez masturbación mental–, que el autor encuentra el motivo, el argumento, el cual su obra carece. 

Creo que estas son patrañas. Una imagen no necesita ser explicada, menos aún mitificada con textos complejos para hacernos olvidar sus carencias. De lo contrario no es una buena imagen, una buena obra. Pienso que, por respeto o por tradición las imágenes por sí solas deben decir más que las palabras. 

Cristóbal Cano.

La manifestazione: Yo Soy 132.

Creo que toda persona en edad universitaria acude alguna vez a alguna manifestación. Así consta en la historia mundial y más en este México tan malversado por el gobierno hijueputa. Y es que los jóvenes arborescentes siempre buscamos la manera de hacernos escuchar y las redes sociales facilitan esta cuestión hoy en día. También constituyen un punto clave su capacidad de reunión para movimientos multitudinarios.

Es por eso que el día de ayer, miércoles 23 de mayo de este año en curso, asistí a la manifestación que se dio cita en La Plaza Grande, que se suma al movimiento nacional #YoSoy132 y que tiene como finalidad protestar en contra de ese bloqueo mediático, la tergiversación de la información y la desinformación que mantienen sobre el pueblo mexicano en favor de la imposición de un candidato presidencial: El priista Enrique Peña Nieto.

En el evento yo fui testigo –con estos ojos que se han de comer los gusanos—de los cientos de jóvenes que nos hemos unido para evitar la ascensión de ese mal bíblico e histórico a la presidencia de nuestro país y que se representa con el terrible regreso de los Prinosaurios. Como por ahí se dice, los jóvenes nos hemos reunido para hacer del megáfono, ese micrófono del que carecemos. Dejamos, pues, en claro que no nos toman el pelo, no nos llaman a engaño.

Desgraciadamente las verdaderas dimensiones de la manifestación, misma que interrumpió por varias horas el tránsito vial de la ciudad de Mérida, no se reflejaron en las ediciones impresas y noticieros televisados de ayer noche y de hoy por la mañana: ora porque no les parezca a unos, no  convenga a los intereses de otros o por ese pequeño gran error que cometió el dirigente de la manifestación.

Aquí un video que nos muestra que no fuimos 250 como se dice por ahí… sino cientos más… muchos más. 

La manifestación se convirtió en marcha y partió de la Plaza Grande, hacia los distintos periódicos de la ciudad: Milenio, Yucatán  y Por Esto, así como a las televisoras locales tanto privadas como gubernamentales. A las puertas de todas estas empresas, los manifestantes alzamos vituperios y consignas exigiendo la verdad en los medios y solicitando el acceso a la información. Las respuestas de los directivos de las diferentes televisoras y prensas fueron variadas, algunas un tanto exageradas, como en el caso de TreceTV, quienes llamaron un guardia de seguridad para que apuntalara las rejas de acceso al edificio, no sea de malas que los porros se fueran a colar a las instalaciones.

Por su parte, uno de los directivos de Por Esto, se echó un farol, diciendo que apoyaba nuestro movimiento, y azuzado por la gente caminó media cuadra con nosotros, pero, después de tomarse la “foto del recuerdo” se regresó a las instalaciones de su periódico. Vamos, que seguro tenía importantísimas cosas que hacer, digo, se entiende.

Por último y aquí el craso error que pudo o puede manchar el nombre y el móvil de nuestra manifestación: A saber que al llegar a las puertas de Grupo Sipse, los directivos ya estaban esperándonos y uno de ellos se proclamó a favor del Movimiento de Regeneración Nacional o Movimiento Progresista, dirigido por López Obrador. Ante esa declaración varios de mis compañeros manifestantes y el dirigente de la manifestación, rompieron en vítores. Cosa muy molesta pues, durante todo el evento los manifestantes nos habíamos tildado de ser apartidistas.

Lo seamos o no, vayamos a votar por quien fuéramos a hacerlo, creo que debieron mantenerse estoicos ante las revelaciones de apoyo al movimiento Obradorista, y ecuánimes en la postura apartidista. Desgraciadamente, el dirigente de la manifestación, claramente obradorista, al perder el control sobre el conglomerado humano, perdió también el control de su boca y articuló después de la declaración del directivo de Sipse que: “–y estoy parafraseando—habiendo logrado ya nuestro objetivo, nos fuéramos a celebrar al monumento a Lavandera”. Nuestro objetivo era la información, no sumar adeptos al MORENA… ¿Dónde quedó la capacidad de análisis?

Al final saco en claro que los jóvenes, con el idealismo de nuestra edad, podemos unirnos en pos de un objetivo mucho más grande que nosotros mismos y que somos seres pensantes que gustan de hacerlo y que no queremos medios de comunicación que nos engañen: no nos dejamos engañar.

Por lo demás aprendí que los jóvenes tenemos consciencia social y es que nos guardamos muy bien de causar destrozos y hacer desmadres desmedidos. Como siempre, en todo evento multitudinario se hacen presentes algunas personas de miras estrechas que quieren llamar la atención con sus desmanes, y es que no faltaron los que querían fumarse su bachita que tan especialmente reservaron para el evento; pero ante la llamada de atención de la comuna, se vieron mermados en sus intentos por estropear la imagen del movimiento –y no lo digo por que no me guste el porro, pero no debimos dar motivos para que la prensa nos llamase drogadictos–. El orden y el decoro se mantuvieron hasta el final.

Algo que me llama mucho la atención esa manía del joven mexicano y a veces, no tan joven de mencionar cada vez que puede el México 68, Tlatelolco 2 de octubre. ¿De verdad los jóvenes saben qué es lo que verdaderamente ocurrió aquel funesto día de la historia mexicana? ¿Se han tomado la molestia de leer esos cientos de libros referentes al tema además, de documentales y otras fuentes de información que analizan a fondo y sesudamente esos malhadados días de la historia nacional o es que solo repiten cual loros parlanchines lo que aprendieron de otros loros parlanchines y mencionan plástica y caudillamente aquella fecha tan remembrada de las revueltas estudiantiles?

Estoy convencido de que no debemos olvidar el pasado, so pena de cometer los mismos errores en el futuro. Pero también estoy convencido de que ese 2 de octubre del 68, si bien es parte de nuestra historia y no es ajeno: sí es pretérito y no nos corresponde andarlo mencionando  cada vez que se nos plazca para avivar sensacionalismos y sentimentalismos de boquilla, de dientes pa’ afuera, porque ese mismo sentimentalismo de cascajo sin relleno,  es la estrategia de la que se sirven esos contra los que fuimos a protestar.  

Necesario para sobrevivir a una manifestación es el agua y muchos huevos para caminar las largas distancias. Resultó que las manifestaciones son un excelente ejercicio no recomendado para fumadores o exfumadores como yo, hay que hacer algo para recuperar la condición.

Espero que todos los manifestantes hayan entendido que en México es MENESTER saberse el Himno Nacional Mexicano y el Cielito Lindo, porque en serio, me patea el hígado no pasar de las primeras estrofas. El cielito lindo tiene otras dos que vendría la pena que se aprendieran. Y de nuestro hermoso Himno Nacional, escrito por Francisco Bocanegra y musicalizado por Jaime Nunó, no voy a hablarles porque DELITO debería ser, ser mexicano y no sabérselo completo y en orden correcto.

Saldo blanco creo yo, a parte de mi tobillo que por dar un traspié, se torció y ahora está bastante hinchado. Para después de una manifestación no hay nada mejor que dos ibuprofenos con paracetamol de 500 para el dolor, un bromazepan de 400 para las ideas agoreras, y unas gotitas de cianuro para que amarre el sabor.

 

Cristóbal Cano.

Pedro Ferriz de Con en Mérida: México hacia el 2012.

“Atrévete a descubrir la realidad”

Ayer miércoles 22 de febrero, a las 4:00 pm, en el Centro de Convenciones Siglo XXI, se llevó a cabo la conferencia México hacia el 2012, impartida por el señor Pedro Ferriz de Con, quien es uno de los líderes de opinión más importantes del país, una de las plumas más mordaces, y un importante empresario.

“Atrévete a descubrir la realidad” fue el eslogan de la conferencia. Se escucha y se lee aplastante… ¿No es cierto? Pero no, no lo fue… vamos, que ni siquiera se acercó. Resultó bastante pretencioso.

La conferencia como era de esperarse giró en torno a temas socioeconómicos y políticos. Pedro Ferriz abrió la conferencia abordando el tema del año 2012 y el cambio que se espera que ocurra en nuestra sociedad para este mismo, aderezado con un poco de la salpimienta maya que últimamente está en boca de todos. Comentó algunas anécdotas personales de cuando trabajó a lado de Ernesto Zedillo. Habló sobre la importancia que las redes sociales tienen ahora en nuestra sociedad y la importancia que tendrán en esta próxima elección, otorgándole voz a todas esas personas que, en sexenios anteriores y a falta ellas, no pudiésemos haber tenido. Comentó este despertar de la consciencia del mexicano, abordó el nivel de pobreza en el país y algunas situaciones que pasan en el día a día.

Le tiró un poquito a la Vázquez Mota, le pegó tantito a Peña Nieto, y apenitas dilapidó a Andrés Manuel… Habló sobre algunos aspectos de su proyecto, el cual busca eliminar a los plurinominales y ante sentencias como “Todos los políticos ladrones deben estar en la cárcel” la gente prorrumpió en vítores. Hizo otras sentencias de este tipocon respuestas similares del público. Argumentó algunas cifras nada reveladoras en cuanto a la situación del país e hizo muestra de su buen sentido del humor y su capacidad para la comedia. La charla, porque eso fue, resultó muy amena y bastante entretenida.

Una parte bastante irónica fue cuando hablaba sobre “Los Ricos” y es que todo el  público reunido eran personas de un estrato social acomodado y varios rostros de niveles socioeconómicos altos… vamos, que una persona como yo, de clase media, no iba a darse el lujo de pagar su boleto y dejar alguna otra necesidad, para ir a escuchar lo que ya bien sabe. Así que las cabezas asintientes de “Los Ricos” se veían fuera de lugar cuando de sufrir la pobreza el argumento trataba.

El señor vino a decirnos lo que ya todos sabemos: Que en México habemos miles de pobres y unos cuantos pudriéndose en la opulencia. Qué la guerra contra el narcotráfico ya debe terminar pues no es una guerra de México, sino de Calderón. Vino a decirnos que los políticos son una bola de iletrados, incultos, zopencos, papanatas, ojetes, cabrones, hijos de la chingada… y eso, eso ya bien lo sabemos todos. Nos contó ojeterías que hacen los cabrones en sus curules mientras nosotros les pagamos sueldazos irreales para que vayan no más a dormir… Que las elecciones se miran compradas y que aún no ha empezado la verdadera lucha por la Silla Presidencial… y digo: ¿Eso quién no lo sabe? Realmente no descubrimos ninguna nueva realidad.

En la sesión de preguntas y respuestas nadie aportó nada interesante… tan sólo se limitaron a decir lo mucho que están de acuerdo con las opiniones del señor Ferriz. ¿Quién, viendo la realidad mexicana no está de acuerdo? Y por esa misma falta de un argumento interesante, por la falta de una opinión enriquecedora del evento, me quedé callado. Pedro Ferriz se merece todo mi respeto por ser un importante periodista en este país mientras yo, nada más un pobre bloguerro con algunas notas para la escuela, pero no por ello se nubla mi razón. No nos hagamos: todas las verdades que dijo, ya son muy conocidas por todos los mexicanos, las repasamos a diario, las desayunamos, tragamos en almuerzo, nos revolcamos con ellas. Por lo cual la conferencia me pareció bastante fútil.

Creo que él, al igual que otros líderes de opinión pública, ha caído en el “No importa que dice, sino quién lo dice” mismo caso de López Dóriga, o de su prefabricado sustituto, Loret.

Al concluir la conferencia, recordó que lo importante en estas próximas elecciones no es por quién votemos, sino, que lo hagamos con consciencia y con memoria. Que votemos con responsabilidad y que poco a poco vayamos logrando un cambio positivo en nosotros; cambio pequeño, pero que en conjunto logrará el cambio en México que tanto anhelamos. Lo cual, además de idealista, me pareció bastante sensato.

Desgraciadamente no obtuve imágenes de la conferencia pues mi cámara está averiada, por ello, subí la foto del flyer del evento; les pido disculpas.

Cristóbal Cano.

XY Tercera Temporada.

Llega las pantallas, por fin, y después de tan larga y tortuosa espera, la Tercera Temporada de esta excelente serie, titulada XY. Proyecto de Once TV, canal que, desgraciadamente, sólo transmite para el Valle de México y algunos estados aledaños. Mañana miércoles, a las 11:30, podremos degustarel primer capítulo de la Tercera Temporada de esta original producción.

La revista XY, no es sólo una revista de variedades con enfoque hacia los caballeros, es también un hervidero de emociones, criadero de situaciones y marco de historias como la de su director, Artemio Miranda. XY, es una serie mexicana que nos habla del hombre desde múltiples ángulos, sin ser una serie enfocada al público masculino exclusivamente. Nos enseña las pasiones y móviles de los que integran el equipo de producción de la Revista; nos habla de sus vidas y de sus interacciones con el poder, con la ley, con la vida misma. No encuentro desde que punto partir para resumirles o reseñarles la historia, por ello me limito, de todo corazón, a aconsejarles que la vean. Se cuenta que existieron o existen muchos óbices, tanto de presupuesto como de opinión, que retrasaron la tercera temporada, y la presentaron como la última, por lo que bien vale la pena conocer desde el principio esta excelente producción.

Producciones como esta, y el canal Once en general, me hacen pensar en por qué, habiendo en México tan buenos proyectos, seguimos todos consumiendo la mierda que Televisa y TVAzteca nos dan de tragar todos los pinches días.

XY, ha sido un éxito rotundo. Tanto, que se ha exportado con excelentes críticas a otros países. Ha sido tildada de una de las mejores producciones mexicanas. Como público debemos exigir contenidos de calidad. Los productores deberían apostar más seguido por buenos proyectos. XY, no es para las masas; es para gente pensante, que le gusta divertirse con buenos contenidos; gente que emplea su tiempo de esparcimiento en programas que lo respetan como audiencia, y no, que pretenden tomarnos el pelo, y que nos lo toman, e insultan nuestra inteligencia.

La televisión no es mala… malos son los contenidos basura, y la audiencia borrega que sigue optando por los remakes, los reboots, los refiles y churros que Televisa le compra a otros países, revuelca un poco, y nos dar de tragar.

Canal Once y Canal 22, son dos buenas opciones de televisión mexicana, que pueden servirnos de esparcimiento, sano y pensante. ¡ÚSENLOS!

Cristóbal Cano

¿Y dónde vamos a parar?

Desde el primer momento la situación presenta un muy mal cariz… Cualquier ley,  enmienda o reforma que de alguna manera pretenda violar la libertad de expresión, debe ser abortada al momento. La censura no debiera ser siquiera una opción para tomarse en cuenta.

Actualmente la ley H.R. 3261 o ley SOPA, en los Estados Unidos es la más importante, o la que más implicaciones tiene hasta el momento, en la búsqueda por  controlar el material sujeto a Derechos de Autor o Propiedad Intelectual, que se comparte y distribuye vía internet; pretexto bastante válido si tenemos en cuenta las mermas en las ganancias de las disqueras y compañías productoras, principalmente, de tinte artístico. Pero la cuestión hace mucho que dejó de ser esa, peor aún, cuando las licitaciones se llevan a cabo a puerta cerrada y por uno de los gobiernos más poderosos y metiches del globo.

¿Alguien recuerda cuándo se nombró a Estados Unidos como protector de la legalidad, la moral, la ética y la economía del orbe? No, creo que nadie. Así que en sus manos ahora se encuentra el parte aguas que cambiará totalmente la historia del internet como lo conocemos. Digo en sus manos, ya que a pesar de que en nuestro México lindo y querido también existe una propuesta de ley de este tipo, y también en otros países como España, y las ya aprobadas en China e Irak,  sencillamente estas leyes no tienen tanto peso como la que se está cocinando en el gabacho.

El pretexto, como ya se sabe, es el copyricght, pero en verdad creo, sin afán de alarmar, que este es el primer paso que nos llevará a la censura total, el primer paso para prohibiciones de la libertad de expresión y más tarde, de pensamiento.  Me arrepiento de haber echado por la borda las teorías extrañas que me contaba un conocido sobre un movimiento bastante charado y conspiranoico de nombre Zeitgeist; teorías que me hablaban de un “Nuevo Orden Mundial”, o algo parecido en el que los poderosos controlaban todo y la sociedad era borrega, encausaban el pensamiento y eliminaban a los casos perdidos que no podían ajustarse al molde. En aquellos momentos no creí las charadas de aquel conocido porque yo sentía que estaba demasiado paranoico… Ahora tampoco creo en todo lo que decía pero es verdad que leyes como las antes mencionadas, son el primer paso para acabar en el Mundo Feliz de Aldous Huxley o en el 1984 de G. Orwell –novelas que ya he reseñado, y que nos ilustran lo terrible que sería una sociedad sin libertades de ninguna clase, peor aún, sin libertades de pensamiento, de individualidad–. 

Es innegable que la internet es un arma que la política mundial no se esperaba. La redes sociales son motivo de pánico y aversión para los poderosos que viven en la ilegalidad o que tienen metidas de pata como el bueno de Peña Nieto, ya que sus pendejadas se dan a conocer en cuestión de minutos y en todo el mundo gracias a Facebook o Twitter. China por ejemplo, en un intento claro y mal camuflado por controlar la información y la opinión que se divulga en la internet, ya aprobó una ley que obliga a nosotros, los bloggers a registrar las cuentas con nuestras señas particulares y  a leguas se puede ver que esta no es otra manera de intentar controlar la información y peor aún, deshacerse de la opinión y de los opinantes que no convengan o vayan en contra de los intereses de los gobiernos. 

¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar en materia de legalidad? ¿Cuántas garantías individuales estamos dispuestos a perder para entender? Es lógico que los argumentos políticos y legislativos tienen mucho de verdad, están bien cimentados y de acorde con la realidad–vamos, están hechos por tiburones de la política y de las leyes–, pero sus implicaciones son muy amplias, y las lagunas legales que estas leyes van a presentar, van a permitir seguramente que el obrar de los gobiernos sea tan amplio, que adentro del mismo marco legal, se transgredan las libertades y derechos de las personas. 

No nos dejemos tomar el pelo, y peor aún, pensemos que este tipo de leyes nada más afectan a los jóvenes adictos a las descargas. No. Este es el primer movimiento de la partida de ajedrez, es la sinfonia del aria, y la ópera todavía no está ni a la mitad. Con el tiempo los gobernantes ya embriagados de poder, van a querer más y más del pueblo, y también azuzados por los grandes capitales de la iniciativa privada, van a dejarnos sin nada.

Cristóbal Cano.